1. Ir a la navegación
  2. Ir a contenido

Preguntas

GRANOS DE FORDYCE

Suele resultar difícil distinguir entre las diferentes condiciones dermatológicas que se localizan en los genitales. Dos de ellas son los gránulos de Fordyce y las pápulas perladas; ambas son afecciones dermatológicas que se presentan en los genitales. Las manchas de Fordyce son prominencias sebáceas, lo que significa que están cerca de este tipo de glándulas y que constituyen una extensión de las mismas. Las pápulas perladas del pene no están asociadas a las glándulas sebáceas y son simples excrecencias cutáneas. Ambas condiciones son benignas y no representan un problema de salud. Se considera asimismo que su origen es posiblemente genético pero, por ahora, la causa exacta de estas alteraciones se desconoce.

 

Aunque los informes acerca del color varían, típicamente se dice que las manchas de Fordyce tienden a ser amarillentas, mientras que las pápulas perladas tienen un aspecto más claro. Debería tenerse en cuenta que ambas pueden también clasificarse como de color carne. Ambas condiciones están presentes en los genitales masculinos. Las manchas de Fordyce se localizan en el tronco y en el escroto, no en la cabeza del pene. Las pápulas perladas aparecen en la corona del glande y, en ocasiones, alrededor del frenillo. Además de diferenciarse por la situación, ambas condiciones se distinguen en cuanto a la cantidad de protuberancia que conllevan. Un gránulo de Fordyce, o prominencia sebácea, se encuentra completamente cubierto por la capa externa de la piel, mientras que las pápulas perladas suelen manifestarse más como excrecencias cutáneas.

 

Tanto las manchas de Fordyce como las pápulas perladas pueden aparecer en los genitales masculinos y ambas se presentan como bultos en relieve. Aunque se diferencian ligeramente en cuanto al color y grado de prominencia, las dos condiciones pueden parecer bastante similares. En particular, al leer descripciones de las mismas, es probable que al paciente le resulte difícil discernir entre ambos cuadros. Sin embargo, dado que ni las manchas de Fordyce ni las pápulas perladas constituyen un problema médico de entidad ni son transmisibles, distinguirlas no es una preocupación central.

 

Se estima que las manchas de Fordyce, de las que se conocen un mayor número de casos, aparecen en un noventa por ciento de la población masculina. En comparación, según los informes acerca de las pápulas perladas, su incidencia oscila entre un ocho y un cuarenta y ocho por ciento, dependiendo de la población. Una razón de esta variación tiene que ver con la posibilidad de que la circuncisión disminuya la incidencia de las pápulas perladas. Sin embargo, como las prominencias sebáceas nunca se localizan en la cabeza del pene, la circuncisión no afecta a esta condición. Aunque hay algunas diferencias intrínsecas entre las manchas de Fordyce y las pápulas perladas, ambas dolencias suponen un problema estético con el que puede resultar difícil lidiar y que puede provocar sentimientos significativos de vergüenza en el paciente. Nuestra fórmula se dirige primordialmente la eliminación de las manchas de Fordyce pero también puede ayudar a reducir el tamaño de las pápulas perladas al eliminar el exceso de secreciones grasas.

Acerca de nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce.

Las manchas de Fordyce son una condición dermatológica normal. En esencia, solo son una prominencia sebácea. Esto significa simplemente que se produce un crecimiento excesivo de las glándulas sebáceas. Estas pequeñas glándulas generan grasa y están presentes prácticamente en toda la piel, salvo en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Se encuentran más habitualmente en aquellas áreas en las que hay folículos pilosos. No obstante, en el caso de los granos de Fordyce, estas glándulas no contienen folículos pilosos. Aunque a menudo se confunden con otras dolencias, como las verrugas genitales o incluso el cáncer, las manchas de Fordyce son benignas. Constituyen fundamentalmente un problema estético, pero al confundirse con cierta frecuencia con otras afecciones más graves, muchos pacientes tienen interés en encontrar una cura para las manchas de Fordyce que les permita librarse de ellas.

 

Aunque afectan tanto a hombres como a mujeres, las manchas de Fordyce son más comunes en hombres. De hecho es normal encontrar estos granos, a los que también se denomina prominencias sebáceas, en casi un noventa por ciento de la población masculina. Estas protuberancias pueden presentarse en grupos o de manera aislada. Loa gránulos de Fordyce se localizan con mayor frecuencia en los genitales y suelen confundirse con otras dolencias, normalmente verrugas genitales u otras enfermedades de transmisión sexual. Aunque no son peligrosas, muchas personas que presentan manchas de Fordyce sienten turbación al respecto. Por este motivo, muchos hombres deciden buscar un tratamiento para el Fordyce.

 

Las mujeres también pueden desarrollar manchas de Fordyce. A pesar de ser menos comunes en el género femenino, constituyen una preocupación de orden estético que muchas mujeres quisieran eliminar. Sin ser contagiosas, al igual que en el caso de los hombres, las manchas de Fordyce suelen confundirse por parte del paciente o de otras personas con una enfermedad de transmisión sexual. Son similares a las verrugas y no solo aparecen en los genitales de ambos sexos sino que también pueden estar presentes en los bordes de los labios y en la cara de hombres y mujeres.

 

Cuando aún no se manifiestan como prominencias sebáceas considerables, las manchas de Fordyce empiezan siendo pequeñas pápulas y se encuentran presentes incluso desde el nacimiento. Las pápulas son sencillamente bultitos redondeados en la piel. Antes de la pubertad estas pápulas son prácticamente imposibles de apreciar. Sin embargo, una vez que se inicia la pubertad, los granos de Fordyce se hacen más prominentes a partir del momento en que las glándulas sebáceas incrementan su función. Estas glándulas secretan sebo, una sustancia oleosa y cérea que juega un papel determinante en este cuadro. Se estima que las manchas de Fordyce están presentes en el setenta por ciento de la población, siendo por tanto una alteración corriente. No obstante, a pesar de ser tan común, rara vez se habla de ella y todavía provoca sentimientos vergonzantes entre los afectados.

Conozca nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce.

Las manchas o granos de Fordyce son una alteración que se manifiesta en la piel. Consiste en pequeños bultitos amarillentos que pueden presentarse como prominencias sebáceas aisladas o agrupadas. El Fordyce es una condición dermatológica benigna, que no supone daño médico alguno para el paciente. Sin embargo, aunque no reviste peligro, muchas personas afectadas suelen sentirse avergonzadas y preocupadas por ella. Una vez que se hayan descartado otras patologías por parte de un médico, es posible que el paciente siga estando preocupado por el aspecto estético de las manchas de Fordyce. Asímismo, el paciente suele creer que su caso es raro y que él/ella es uno de los pocos afectados.

 

Las manchas de Fordyce pueden aparecer en zonas diversas del cuerpo, incluídos la boca y los pezones. Sin embargo, lo más habitual es que estas prominencias sebáceas se localicen en los genitales. Los granos de Fordyce afectan tanto a hombres como a mujeres y se estima que están presentes entre un setenta y un ochenta por ciento de la población. Son más comunes entre los hombres y se considera que un noventa por ciento de la población masculina presenta manchas de Fordyce. No obstante, pese a la elevada tasa de ocurrencia, la condición aún es relativamente poco conocida entre el público en general. Debido a esto, un paciente que tenga manchas de Fordyce puede sentir un pánico innecesario, relativo a la gravedad de la afección.

 

Aunque presenta similitudes con una enfermedad de transmisión sexual como las verrugas genitales, una mancha de Fordyce es simplemente una prominencia sebácea. Esto significa que en la piel existe una glándula sebácea que sobresale. Las glándulas sebáceas se distribuyen por toda la superficie cutánea y, de forma más abundante, en aquellas zonas corporales en las que hay folículos pilosos. En el caso de las manchas de Fordyce, las glándulas sebáceas no contienen folículos pilosos sino que son las mismas glándulas las que, en ocasiones, terminan por destacarse bajo la piel. Esta prominencia es lo que origina los pequeños granos amarillentos que caracterizan al Fordyce.

 

Estas pápulas o pequeños bultos que dan lugar a los gránulos de Fordyce están de hecho presentes incluso en el nacimiento, pero es al alcanzar la pubertad cuando se desarrollan las prominencias sebáceas propiamente dichas. Puesto que las manchas de Fordyce suelen manifestarse en el área genital, muchas personas afectadas tienden a no hablar de ello abiertamente. A menudo asumen de forma inmediata que los granitos son un signo de cáncer o de una enfermedad de transmisión sexual y descartan la posibilidad de hablar de la alteración con otras personas, incluído su médico, debido al temor y a la vergüenza. Sin embargo, no hay necesidad de alarmarse o preocuparse. Aunque estéticamente pueden no ser una alteración ideal, las manchas de Fordyce son mucho más habituales de lo que puede suponerse.

Conozca nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce

TRATAMIENTO

Nuestro tratamiento del Fordyce hace que los ingredientes activos penetren rápida y profundamente en la piel de modo seguro, utilizando tecnología nano-liposómica que actúa directamente sobre la glándula sebácea.

Un nano-liposoma es una diminuta esfera, con un tamaño de decenas de nanómetros (1). Tiene una cubierta protectora de lecitina, uno de los componentes de la piel, alrededor de sus 360º y un espacio vacío en el centro en el que se liberan los ingredientes funcionales para el tratamiento de las manchas de Fordyce. Cuando entra en contacto con la piel, el liposoma se deposita en la dermis, los ingredientes activos son liberados y penetran en la piel y las glándulas sebáceas.

 

 

(1) Nanómetro: mil millonésima parte de un metro, equivale a una cienmilésima parte del grosor de un cabello.

 

En este experimento la luz fluorescente aparece solo en las zonas en que existe interferón gamma. Cuando se aplican cosméticos generales, la luz fluorescente aparece únicamente en la epidermis; sin embargo, aquí la luz aparece en todas las capas de la piel, desde la epidermis a la dermis. Esto demuestra que la penetración dérmica del nano-liposoma es excelente, así como su excepcional capacidad para llegar a la dermis con los ingredientes activos del tratamiento, tocoferol, vitamina E acetato y Regu-Seb.

Una vez que esté satisfecho con los resultados y deje de usar el tratamiento para las manchas de Fordyce, es posible que necesite una aplicación semanal o dos para mantener una piel tersa.

Nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce, desarrollado por CUskin, ha sido dermatológica y clínicamente testado y, en todas las pruebas, ha resultado ser seguro para su empleo sobre la piel sensible.

CUskin, el fabricante, está regulado por la Asociación Coreana de Tecnología Industrial (KOITA) y la Asociación Coreana de Comercio Internacional (KITA). Evergreen Holdings, el distribuidor de esta cura del Fordyce, está regulado en el Reino Unido por el Departamento de Sociedades Mercantiles y Reforma Regulatoria (BERR).

Sí. Nuestro tratamiento se diseñó específicamente para combatir las manchas de Fordyce independientemente de su localización corporal. Le sugerimos que combine un bálsamo labial de uso común como Letibalm o Liposan con la administración de nuestro producto para mantener un adecuado nivel de hidratación.

 

Decidimos no emplear tretinoína ni isotretinoína (Accutane®) debido a que, tras someterlos a investigación, ninguno de ellos resultó ser lo suficientemente eficaz o atrayente como cura para el Fordyce.

La tretinoína se utiliza en tratamientos fuertes para el acné y es una forma ácida de la vitamina A; presenta algunos efectos secundarios negativos, como la aparición de rojeces en la piel.

La isotretinoína o Accutane es una medicación que suele emplearse en quimioterapia. También se utiliza para el acné más severo pero, en cuanto se deja el tratamiento, los síntomas reaparecen. Son muy pocos los casos en los que se ha obtenido algún éxito empleando el Accutane para el tratamiento de las manchas de Fordyce y nos pareció poco inteligente usar un agente tan agresivo que, además, produce diversos efectos secundarios:

sequedad cutánea, de labios y membranas mucosas, fragilidad cutánea, descamación, erupciones, rubor, hemorragia nasal, sequedad e irritación ocular, conjuntivitis, disminución de la tolerancia a las lentes de contacto, hiperlipidemia, incremento enzimático hepático, reducción permanente del grosor dérmico, dolores de cabeza, reducción permanente del grosor del cabello (que podría iniciarse o seguir después del tratamiento), cataratas y disfunción eréctil.

Como alternativa, hemos optado por utilizar en nuestro tratamiento de las manchas de Fordyce la vitamina E acetato, un complemento basado en la vitamina E usado para reducir la toxicidad de este retinoide de alta dosificación sin reducir sus propiedades activas.

ENTREGA

Todos los pedidos se envían en paquetes discretos, sin ninguna indicación de su contenido ni del nombre de nuestra compañía en el exterior.

Todos los pedidos de nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce emitidos antes de las 15:00 en días laborables serán despachados de forma habitual en el mismo día.

La entrega en la UE requiere hasta 5 días hábiles. La entrega en Estados Unidos requiere alrededor de dos semanas. El reparto internacional en zonas más alejadas, como Australia, Sudáfrica, etc. requerirá unos 10 días hábiles, aunque puede precisar más tiempo.

Los envíos dentro del Reino Unido cuestan £1.83.
Los envíos internacionales cuestan £4.50.

Sí, por favor, seleccione el botón de pago “Clientes internacionales” en la página de compra. El coste de la entrega internacional de nuestra cura para el Fordyce es de £4.50.

PROCESO DE PAGO

Con PayPal sus detalles financieros son estrictamente confidenciales y los programas antifraude y de seguridad de PayPal proporcionan una protección sólida a todas sus transacciones. PayPal es la forma más segura, simple e inteligente de pagar. Para obtener más información, visite el Centro de Seguridad de Paypal.

ABOUT TRUST ONLINE

Actualmente aceptamos Visa, Mastercard y American Express y pagos a través de PayPal. Por el momento sólo aceptamos pagos en línea, por lo que no podremos aceptar órdenes de compra, enviarle una factura ni tomar pedidos por teléfono.

Site Navigation
Multiple currency display