1. Ir a la navegación
  2. Ir a contenido

Uncategorized » ¿Qué son las manchas de Fordyce?

¿Qué son las manchas de Fordyce?123

Las manchas o granos de Fordyce son una alteración que se manifiesta en la piel. Consiste en pequeños bultitos amarillentos que pueden presentarse como prominencias sebáceas aisladas o agrupadas. El Fordyce es una condición dermatológica benigna, que no supone daño médico alguno para el paciente. Sin embargo, aunque no reviste peligro, muchas personas afectadas suelen sentirse avergonzadas y preocupadas por ella. Una vez que se hayan descartado otras patologías por parte de un médico, es posible que el paciente siga estando preocupado por el aspecto estético de las manchas de Fordyce. Asímismo, el paciente suele creer que su caso es raro y que él/ella es uno de los pocos afectados.

 

Las manchas de Fordyce pueden aparecer en zonas diversas del cuerpo, incluídos la boca y los pezones. Sin embargo, lo más habitual es que estas prominencias sebáceas se localicen en los genitales. Los granos de Fordyce afectan tanto a hombres como a mujeres y se estima que están presentes entre un setenta y un ochenta por ciento de la población. Son más comunes entre los hombres y se considera que un noventa por ciento de la población masculina presenta manchas de Fordyce. No obstante, pese a la elevada tasa de ocurrencia, la condición aún es relativamente poco conocida entre el público en general. Debido a esto, un paciente que tenga manchas de Fordyce puede sentir un pánico innecesario, relativo a la gravedad de la afección.

 

Aunque presenta similitudes con una enfermedad de transmisión sexual como las verrugas genitales, una mancha de Fordyce es simplemente una prominencia sebácea. Esto significa que en la piel existe una glándula sebácea que sobresale. Las glándulas sebáceas se distribuyen por toda la superficie cutánea y, de forma más abundante, en aquellas zonas corporales en las que hay folículos pilosos. En el caso de las manchas de Fordyce, las glándulas sebáceas no contienen folículos pilosos sino que son las mismas glándulas las que, en ocasiones, terminan por destacarse bajo la piel. Esta prominencia es lo que origina los pequeños granos amarillentos que caracterizan al Fordyce.

 

Estas pápulas o pequeños bultos que dan lugar a los gránulos de Fordyce están de hecho presentes incluso en el nacimiento, pero es al alcanzar la pubertad cuando se desarrollan las prominencias sebáceas propiamente dichas. Puesto que las manchas de Fordyce suelen manifestarse en el área genital, muchas personas afectadas tienden a no hablar de ello abiertamente. A menudo asumen de forma inmediata que los granitos son un signo de cáncer o de una enfermedad de transmisión sexual y descartan la posibilidad de hablar de la alteración con otras personas, incluído su médico, debido al temor y a la vergüenza. Sin embargo, no hay necesidad de alarmarse o preocuparse. Aunque estéticamente pueden no ser una alteración ideal, las manchas de Fordyce son mucho más habituales de lo que puede suponerse.

Conozca nuestro tratamiento para las manchas de Fordyce

 

¿No puedes encontrar la respuesta a tu pregunta? Por favor, no dudes en Contactar

Site Navigation
Multiple currency display